Desde hace trece años, el Museu Tèxtil realiza con éxito el curso “Hazte un vestido modernista,” cuya finalidad es que cada alumna pueda confeccionarse un conjunto de indumentaria lo más fiel posible a la moda de la época.

Algunas de nuestras usuarias con buenos conocimientos de patronaje y costura, y también profesionales del diseño y moda y del sector del vestuario escénico, solicitaron al museo la realización de una formación más especializada. Por este motivo se planteó un curso que no estuviera destinado a la realización de piezas de indumentaria, sino de contenido más teórico y donde se pudieran visualizar detalles concretos del interior de las prendas.

Así nace, como novedad de este 2019, el curso “Estudio de patrones y confección: indumentaria modernista” que está impartiendo ya la conservadora y especialista en historia de la moda, Mercè López. La meta principal es conocer los patrones de la época y ver, en detalle, la manera cómo están confeccionadas algunas prendas originales conservadas en el museo.

Siguiendo este planteamiento el curso se ha estructurado en cuatro sesiones. Durante la primera se ha estudiado la ropa interior, fundamental para obtener la silueta característica de la época y, a menudo, la gran olvidada, porque queda oculta bajo el vestido. En la segunda sesión se mostraron los diferentes modelos de falda, desde la más redondeada de 1890 hasta la de línea vertical, de 1910. La tercera sesión ha estado dedicada a los cuerpos y las blusas y, finalmente, durante la cuarta, veremos las características de los patrones y la confección de los vestidos de una pieza.

En cada una de las sesiones se ha pretendido trabajar las diversas siluetas del modernismo, enseñar qué tejidos eran más utilizados y, sobre todo, ver las características que definen claramente una prenda de esta época. Además de ver láminas de moda, fotografías antiguas, vestidos originales y manuales de patrones, el fondo del museo nos ha permitido analizar prendas de diferentes tipologías, ver los detalles de corte y confección, la manera como se abrochaban y los detalles de las decoraciones.

Además de la información ofrecida durante las clases, las alumnas reciben recursos y bibliografía especializada para que puedan ampliar sus conocimientos sobre el tema. En este momento, podemos afirmar que el grupo está funcionando muy bien y esperamos poder ofrecer de nuevo esta formación en años sucesivos.