La pregunta nos la hacemos a partir de una consulta que nos llegó a la biblioteca del Museu Tèxtil hace unos meses procedente del Lanificio Paoletti, una manufactura textil especializada en la creación y producción de tejidos de lana pura cardada. La fábrica se encuentra en la localidad italiana de Follina, en la provincia de Treviso, región del Véneto. La fábrica fue fundada en 1795 y hoy día está dirigida por la décima generación, que protege el valor de una cultura de la lana arraigada al territorio de origen.

Trabajan en la búsqueda constante de nuevos materiales exclusivos y colabora con las principales marcas de moda italianas e internacionales. Además, la fábrica es un centro activo en la investigación y estudio de nuevos tejidos y colores, y colabora con universidades y jóvenes profesionales.

Esta manufactura cuenta con un valioso archivo que refleja su evolución a la vez que se convierte en un potente recurso para técnicos y diseñadores. En el archivo se conservan por un lado, muestrarios, que presentan las tendencias de cada temporada a lo largo de estos años hasta la actualidad, y por otro, documentos desde el siglo XIX como revistas y manuales, fotografías, libros de registro, correspondencia, etc.

Imatge de Joan Paloma. Crèdits imatges: Lanificio Paoletti, Arxiu Històric de Sabadell, Antoni Peñarroya/MHS.

Fue a través de este archivo que encontraron unas muestras de tejido datadas entre 1937 y 1938 muy diferentes a todas las anteriores ya que contenían colores y estructuras antes nunca vistas en la fábrica y difíciles de crear con la maquinaria y aparatos de principios del siglo XX. Las muestras llevaban el nombre de Amerigo Giovanni Paloma.

Imatge de Joan Paloma. Crèdits imatges: Lanificio Paoletti, Arxiu Històric de Sabadell, Antoni Peñarroya/MHS.

Al mismo tiempo, en su registro de trabajadores constaba un tal Paloma inscrito el año 1938 procedente de Terrassa, hijo de Giuseppe, casado y con dos hijas. La llegada de Joan Paloma a la fábrica marcó un antes y un después en la producción.

Imatge de Joan Paloma. Crèdits imatges: Lanificio Paoletti, Arxiu Històric de Sabadell, Antoni Peñarroya/MHS.

Para dar más énfasis a este hallazgo, iniciaron conjuntamente con los estudiantes de diseño de moda de la Universidad de IUAV de Venecia, un proyecto donde el archivo sería su fuente de inspiración, y una de las piezas clave fue una muestra de tejido de Paloma. Los estudiantes recrearon el tejido y diseñaron una pieza inspirada en la muestra.

Imatge de Joan Paloma. Crèdits imatges: Lanificio Paoletti, Arxiu Històric de Sabadell, Antoni Peñarroya/MHS.

Imatge de Joan Paloma. Crèdits imatges: Lanificio Paoletti, Arxiu Històric de Sabadell, Antoni Peñarroya/MHS.

La séptima edición de La Via della Lana contará con una exposición con material sobre Joan Paloma, de aquí el interés del archivero del Lanificio Paoletti en contactar con el Museu Tèxtil y recopilar más datos sobre este diseñador de tejidos tarrasense.

Desafortunadamente en nuestra biblioteca tan sólo encontramos algún anuncio de la fábrica de paños de su padre Josep Paloma Marcet, situada en Sabadell.

Imatge de Joan Paloma. Crèdits imatges: Lanificio Paoletti, Arxiu Històric de Sabadell, Antoni Peñarroya/MHS.

Así pues, decidimos contactar con el Archivo Histórico de Sabadell, el Museo de Historia de Sabadell y la biblioteca de la Fundació Bosch i Cardellach. Con su colaboración averiguamos que Joan Paloma nació en Terrassa en 1903 pero su familia se trasladó a vivir a Sabadell. Se casó con una sabadellense, tuvo tres hijas (datos de 1936) y trabajó en el negocio familiar, la fábrica de paños y novedades J. Paloma dedicada a los tejidos de lana fina y con un gran reconocimiento en el sector.

Imatge de Joan Paloma. Crèdits imatges: Lanificio Paoletti, Arxiu Històric de Sabadell, Antoni Peñarroya/MHS.

Imatge de Joan Paloma. Crèdits imatges: Lanificio Paoletti, Arxiu Històric de Sabadell, Antoni Peñarroya/MHS.

Sabemos que la fábrica tuvo diferentes domicilios y el último fue en la calle Argüelles de Sabadell, actual calle Pare Sallarès, donde constan permisos de obras y de instalaciones industriales.

Imatge de Joan Paloma. Crèdits imatges: Lanificio Paoletti, Arxiu Històric de Sabadell, Antoni Peñarroya/MHS.

Por causas desconocidas, decidió marchar a Italia con su familia y entró a trabajar en el Lanificio Paoletti como teórico o diseñador textil. Gracias a sus conocimientos introdujo nuevas técnicas con hilados retorcidos que combinaban la lana con otras fibras naturales, aportaba nuevos colores fuera del gris, marrón o azul, y daba otro aire a la producción, que hasta el momento se basaba solo en la idea de practicidad, incrementando así sus encargos.

Joan Paloma tiene sin duda un lugar destacado en la trayectoria de la empresa, aunque parece ser que no estuvo mucho tiempo ya que regresó a Sabadell y según un artículo de La Gaseta de Matadepera sabemos que veraneaba en Matadepera desde 1940. Detalla también que tuvo cuatro hijas y que en 1971 el Ayuntamiento decidió dar su nombre a una calle donde él había vivido, en homenaje a su estrecha relación con el municipio.

Joan Paloma falleció en 1955, a la edad de 51 años. Sabemos que la empresa continuó su actividad ya que encontramos un permiso de traslado de maquinaria solicitado por J. Paloma en 1965 pero desconocemos la fecha de cese.

Con esta consulta queremos reconocer el trabajo de un empresario y diseñador textil de Terrassa que innovó con sus diseños y llevó todo su bagaje técnico y creativo ¡hasta el Véneto!

Enlaces de interés:

http://www.lanificiopaoletti.it/

http://blog.lanificiopaoletti.it/en/paloma/

http://blog.lanificiopaoletti.it/en/paloma-story/

 

Créditos imágenes: Lanificio Paoletti, Arxiu Històric de Sabadell, Antoni Peñarroya/MHS