Después de una primera colaboración en el año 2008, la relación del CDMT con el San Telmo Museoa ha continuado año tras año. Todo su patrimonio textil ha pasado por un tratamiento de anoxia en el CDMT a fin de dejarlo libre de posibles organismos vivos, y luego nos han confiado la restauración de numerosas piezas de ajuar doméstico y de indumentaria tradicional, de la cual también se realizaron los maniquís a medida.

Ahora acaban de ingresar tres conjuntos de indumentaria femenina y un Spencer del s. XVIII que se encuentran en bastante mal estado y hay que restaurar y preparar para exponer en una futura muestra. Son ropas básicamente de seda, en algunos casos combinada con lino o lana, y a menudo con decoraciones labradas con hilos metálicos; uno de los conjuntos está confeccionado con una tela de tipo chintz alsaciano, con una decoración floral espectacular.